eng | esp

Lomopaintings / Lomopinturas

"Kvartiran 36". Óleo sobre lienzo. 130 x 220 cm. 2012

Lomopinturas surge a raíz de las teorías de Fukuyama y su “Fin de la Historia”.Este concepto, defendido por ya por Marx, heredero del pensamiento hegeliano, y que sostenía que la dirección del desarrollo histórico contenía una intencionalidad determinada por la interacción de fuerzas materiales, y que llegaría a término cuando se alcanzase la utopía comunista. Para Hegel, las contradicciones que mueven la Historia existen primero en la esfera de la conciencia humana, es decir, el mundo de las ideas, en el sentido de amplias visiones unificadoras del mundo, mejor entendidas bajo la denominación ideología. Entendiendo este concepto no solo como doctrina política y social, sino también como moral, cultural y religiosa. La caída del comunismo, por tanto, como última gran utopía significó el establecimiento definitivo del liberalismo, con ello se plantea la negativa de posibilidad de un futuro mejor o simplemente diferente, y por tanto, el final del devenir histórico, entendido en estos términos.

Esta pérdida de un rumbo y otras las características fundamentales del Posmodernismo, tal como la falta de fe en los sistemas políticos y religiosos, deviene en mi opinión en una sensación general de nostalgia y melancolía social. Nostalgia quizás de épocas gobernadas por las ideologías y cargadas de un sentido direccional.

He querido relacionar en mi proyecto estos conceptos con la vuelta de modas pasadas, tanto a nivel estético como tecnológico, y más concretamente con el resurgir de la fotografía analógica. Este resurgir responde, en mi opinión, a varias de las interrogantes propuestas. La falta de pertenencia a un grupo y la melancolía inconsciente se ven perfectamente reflejadas en este fenómeno. Me refiero a la melancolía inconsciente, porque en términos reales, somos hijos de esa melancolía. Nuestra generación no ha vivido la caída de las grandes ideologías, si no que ha crecido en la desesperanza de esta derrota sin saber muy bien a qué motivo culpar.

Para remarcar esta vuelta a lo analógico he utilizado el sistema más analógico conocido, la pintura. El proyecto se materializa por tanto en una serie de cuadros al óleo imitando la estética de las cámaras “Lomography” y sus errores de captura. Estas obras centran su temática entorno a lugares abandonados de Berlín que han sido retomados con usos diferentes. Así, el parque de atracciones Spreepark, las antiguas fábricas de la zona comunista o los flohmark, son un reflejo perfecto de esta nostalgia y gusto por lo obsoleto, por lo pasado.

 

Rot / Rojo . Óleo sobre lienzo. 100 x 100 cm. 2012

 

Lesende/Lectora. Óleo sobre lienzo. 100 x 100 cm. 2012

 

Teufelsberg. Óleo sobre lienzo. 100 x 100 cm. 2012

 

Eisfabrik /Fábrica de hielo. Óleo sobre lienzo. 100 x 100 cm. 2012

 

Eisfabrik II / Fábrica de hielo II . Óleo sobre lienzo. 2012